La planta:

El Granado (Punica granatum) pertenece al orden Myrtales, familia Lythraceae, género Punica  representada  por las especies, Punica granatum y Punica protopunica (solo encontrada en la isla de Socotra, Yemen) siendo solamente la primera cultivada por sus frutos.

Es un arbusto o un árbol pequeño ramoso, de madera flexible y con tendencia de ramificar en la base. Una altura variable de 0,5 a 5 metros con  raíces que se desarrollan generalmente de manera horizontal,  presentando un gran poder de absorción de agua en medios salinos y una alta resistencia a la sequía. Las ramas pueden estar, dependiendo de la variedad, provistas de espinas.

Las hojas se presentan de a 2 ó 3 por nudo. Cuando éstas son jóvenes, presentan venación rojiza y son de un color verde brillante cuando maduran.

Las flores son generalmente de tonos rojos, muy vistosas y aparecen en el ápice de la ramilla del año presentándose solitarias o en grupos de 3 ó 4. La polinización es cruzada, por medio de insectos polinizadores o bien pueden autopolinizarse.

El fruto (balausta) es esférico y de piel gruesa, de color rojo o rosado externamente. Las semillas están compuestas de un tegumento externo o arilo, que corresponde a la porción jugosa y comestible del fruto y un tegumento interno, el cual corresponde a  la semilla.

La maduración y dependiendo de la variedad se produce entre los meses de marzo y mayo

 

Condiciones climáticas:

El granado es una especie típica de climas templados y subtropicales. La especie tolera mínimas térmicas reportadas de -12°C en fase de dormancia invernal y una máxima superior a los 40 °C en fase vegetativa. Los granados deben ser colocados en los lugares soleados y cálidos del terreno para la obtención de fruta de mejor calidad.

Presenta un escaso requerimiento de frío (200 Hs), y es sensible a heladas tardías de otoño, antes que la planta entre en su estado de latencia.

 

Suelos:

Se adapta a casi todo tipo de suelos y posee buena resistencia a suelo salino.

Lo ideal es un suelo con buen drenaje, no tolerando bien los suelos con riesgo de anegamiento.

 

Densidad de plantación:

Depende de la variedad y el sistema de conducción a utilizar. Pero la más adecuada sería entre 600 y 1000 plantas por hectárea.

 

Rendimiento:

Los rendimientos medios pueden ser  de unos 2 a 4 kg. por árbol al segundo año y de hasta 30 a 40 kg. por árbol en plena producción.

 

Enfermedades y Plagas :

El Granado se comporta como muy resistente a las plagas y enfermedades.
En primavera puede ser atacado por pulgones y finalizando el verano por chanchito blanco, los cuales son de fácil eliminación.

Estas características, hacen del Granado una especie que puede adaptarse relativamente fácil a la producción orgánica, sin aplicación de químicos de síntesis.