Aunque se conocen los efectos de esta fruta, los expertos aseguran que es un buen resguardo para múltiples dolencias y enfermedades para todas las edades.

La granada supone muchos beneficios para la salud de los ciudadanos. Es rica en polifenoles, posee un enorme poder antioxidante y tiene propiedades tanto antisépticas como antiinflamatorias. Asimismo, su piel encierra una gran variedad de componentes beneficiosos para el correcto funcionamiento del organismo.

La granada es rica en potasio y aporta cantidades considerables de magnesio, fósforo y hierro; contiene vitamina C, B1 (tiamina), B2 (riboflavina) y niacina, e incluso los azúcares mayoritarios son la glucosa y la fructosa, mientras que los ácidos orgánicos predominantes son el cítrico y el málico.

Es una fruta que se incluye en platos que les pueden otorgar comidas originales y sorprendentes. Sin embargo, si algo quieren destacar los expertos son los plifenoles. Su contenido es “superior al de productos tan ricos en antioxidantes como los arándanos, el vino o el té verde”, explican.

“Entre los polifenoles de la granada destacan los antocianos, responsables de su color rojo intenso, y los elagitaninos. A este grupo pertenecen las punicalaginas, las principales responsables de la elevada capacidad antioxidante”, indica Ángel Carbonell Barrachina, catedrático del departamento de Tecnología Agroalimentaria de la Universidad Miguel Hernández de Alicante.

Hay pocos estudios clínicos que demuestren rotundamente los efectos favorables de la granada en la salud, pero los trabajos disponibles revelan numerosos beneficios.

Entre algunos de ellos, el experto resalta una mejor salud bucal y cutánea debido a las propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y antienvejecimiento de esta fruta. También mejora el ritmo cardiaco así como la calidad del esperma y la disfunción eréctil. Tiene propiedad antitumorales y sirve para regenerar el organismo. Por último, alivia el asma, la fiebre e incluso las enfermedades cardiovasculares.

Fuente: hechosdehoy.com

Dejar un comentario